Opinión

Qué bueno que tenemos hashtags de odio

niño-enojadoLa agenda digital, ya sea por inducción o de manera natural, ha dedicado mucha atención a los llamados hashtags de odio. Juegos de palabras que incluyen aparentes invitaciones a ejercer la violencia y la discriminación y que llegan a volverse Trending Topics (TTs). Digo aparentes porque si los examinamos con un poco de detalle ni son lo que aparentan, ni logran lo que supuestamente persiguen, y quien diga lo contrario o no conoce las redes o manipula la información para sus propios fines.

Basta con leer el contenido dentro de estos hashtags para constatar que si de algo están llenos es de creatividad y de argumentos críticos, y que a fin de cuentas terminan combatiendo precisamente esta supuesta inducción a cometer el mal.

¿En serio inducen al odio?

Pensar que usar hashtags discriminatorios incita al odio nomás porque sí y  porque permanecen en los temas más hablados del momento me parece arrogante, ingenuo, miope e irresponsable, pues quien enuncia de esta manera parte claramente desde la posición del que sí es capaz de ver una incitación al odio que otras mentes autómatas no serán capaces de ver, y por lo tanto esas pobres mentes odiarán a las mujeres, patearán perros, quemarán gatos y promoverán la pedofilia, etc., solo porque vieron que era TT en Twitter.

Pensar que algo constituye pensamiento mayoritario solo por el hecho de que es TT es una falacia y una herencia de la mentalidad meritocrática-fálica-patriarcal-mojigata-doblemoralista en la que parece que estamos atrapados. La vieja lógica de que es mejor el que la tiene más grande, y no el que la sabe usar. Como cuando presumían que @EPN era el político más mencionado en las redes pero omitían que la mayor parte de esas menciones eran precisamente críticas y mentadas de madre. #PLOP

Los Trending Topics, no son opiniones ni generan opinión en sí mismos. Son simplemente términos de los que se habla mucho en un momento dado para bien o para mal, ojo, para bien o para mal, y si la gente escribe algo acompañado de  #SéFelizYGolpeaAUnaMujer no significa que a fin de cuentas la mayoría esté defendiendo esta idea. Pensar eso es miope.

twitter.com 2013-7-10 14 46 12Los que por otro lado hemos dedicado tiempo a estudiar la psicología de los procesos sociales sabemos que los conflictos públicos no solo no son malos, sino que son deseables para posicionar y promover causas justas, pues a más ataques a nuestras posiciones,  más y mejores respuestas tendremos que dar si es que pretendemos combatir precisamente las posiciones mayoritarias y discriminatorias.

En este sentido, y con independencia de los motivos que impulsen a sus creadores a difundirlos, los hashtags de odio son positivos para posicionar temas importantes en la agenda digital. Nos invitan a opinar y a argumentar, y los argumentos dan fuerza y consistencia a las posiciones minoritarias, además de que ejercen influencia social. Así es como una posición minoritaria puede lograr volverse mayoritaria, haciéndose visible,  con debate, coherencia y discusión sobre las ideas, ya sea con respecto al machismo, al maltrato, al clasismo, al racismo, etc. y  no dándolas simplemente por sentado.

Si queremos hablar seriamente y con sentido sobre influencia social en internet debemos cambiar esta lógica simplista, propia de la televisión y de medios 1.0. que viven alertándonos sobre problemas ficticios con la única finalidad de aumentar su popularidad.

En este sentido, combatir hashtags o perseguir a los “creadores” de los hashtags de odio es tan absurdo como perseguir a los “líderes” de anonymous, pues los TTs se mantienen no en virtud de la voluntad o intención de los individuos que los inventan, sino en virtud del uso que hagan los demás con éstos.

Además, esta persecución sin sentido puede resultar contraproducente y constituye el argumento simplista perfecto de quienes abogan por la censura. “Las redes sociales promueven el odio y hay que controlarlas”.

Si a fin de cuentas los hashtags de odio terminan como reivindicaciones a posicionamientos críticos  como cualquiera puede fácilmente constatar, apropiémonoslos, posicionémoslos y bienvenido sea el debate abierto y la libertad de expresión.

Como dijo Oscar Wilde “Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen mal de ti, y es que no hablen de ti.

Para leer más sobre el tema, este artículo de Edu Portas es interesante.

Anuncios

Acerca de Chicken or Beef

Cultura libre. Investigación, creación y colaboración en red.

Comentarios

2 comentarios en “Qué bueno que tenemos hashtags de odio

  1. Saludos de retache!

    Publicado por Chicken or Beef | 10/07/2013, 15:43
  2. Gracias por la referencia, Chicken. Saludos por alla!

    Publicado por eduportas | 10/07/2013, 15:28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nuestro viejo blog

Recibe en tu correo electrónico las últimas actualizaciones de nuestro blog

Únete a otros 2.709 seguidores