Investigaciones, Opinión

Exiliados españoles: Los que (no) contamos

exilio-espanol

Post actualizado y modificado substancialmente el 18 de enero de 2014, originalmente escrito en abril de 2013.

Que dicen los eminentes sociólogos, demógrafos y demás expertos en contar y ubicar a españoles, que no es cierto que los españoles nos estemos yendo de España (y, nota aparte, que aún si así fuera, no se puede demostrar que los que nos estamos yendo somos “los mejores”, cosa con la que estoy más o menos de acuerdo, ni que sea porque es difícil definir quién es “mejor”, y porque no pienso que hablar cinco idiomas haga mejor persona a nadie). Para ello, en un ejercicio de malabares, usan las cuentas del PERE. El PERE, aclaro, es el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero, que es la “lista oficial” que cuenta a los españoles que vivimos fuera de España. El PERE anota, uno por uno, a los españoles que se pasan por el consulado y se inscriben en este padrón. Quisiera remarcar, también, que conozco a muchos españoles (a varias decenas, diría yo) viviendo en México, pero solo uno de ellos (de los que conozco) se inscribió en este padrón. Yo misma, lo confieso orgullosamente, no he estado jamás apuntada al PERE, aunque he residido en tres países distintos, y esto porque no he querido hacerlo. Soy invisible: no cuento. No salgo ni saldré en esas estadísticas. Como yo, miles, decenas de miles de españoles (si no cientos de miles), tampoco figuran en ningún registro. Ni en registros de España ni, algunos (si trabajan “ilegalmente”), en registros de ningún otro lugar. No cuentan. No existen.

Luis Garrido Medina en El País.

¿A cuántos españoles ha expulsado la crisis? El País, por Jaime Prats, con opiniones de Carmen González Enríquez y Amparo González Ferrer.

Todos estos misiles vuelan sobre las estadísticas de la frágil fuente primaria de datos, el INE. Y sobre algunos conceptos clave que generan grandes confusiones. Para empezar, no es lo mismo “españoles residentes en el extranjero” que “españoles –nacidos en España- residentes en el extranjero”. Que no es lo mismo, porque los segundos cuentan mayormente a los naturalizados españoles (mayormente vía ley de memoria histórica, aunque no exclusivamente, y que obligatoriamente fueron inscritos al Padrón para tramitar su pasaporte), mientras que los primeros son aquellos emigrados e inscritos al registro por  haber tenido que renovar el pasaporte, inscrito a un hijo o haber cometido un desliz fatal que ahora les priva de la Sanidad (amén de otros derechos) en España, pero que les concede la oportunidad de soñar que quizá esta vez sí, tu voto rogado llegue a tiempo. Hay una tercera categoría de exiliados, que es la más jugosa, que somos los que no contamos porque no estamos inscritos a ese registro (y en mi caso, ni ganas de estarlo).

Ya Amparo González Ferrer acudió a las cifras de los archivos británicos y alemanes para mostrar cifras hasta 7 veces más alta que las cifras oficiales. Prudentemente aventuró que si las cifras oficiales decían que somos unos 260.000 “exiliados por la crisis”, cabe suponer que mínimo, mínimo, en realidad seremos 700.000. Yo pienso en términos parecidos y la cifra hasta me parece conservadora.

CASO PRÁCTICO PARA DEMÓGRAFOS: ¿CUÁNTOS MIGRANTES ESPAÑOLES LLEGAN ANUALMENTE A MÉXICO?

Naturalmente, todo el mundo sabe que la metodología del PERE no solo cojea, sino que directamente, no camina. ¿Cómo va a funcionar el conteo de un padrón al que nadie se inscribe? Para daros un ejemplo del fabuloso conteo del PERE, os diré que, según este padrón, de 2011 a 2012, el número de españoles (nacidos en España) residentes en México aumentó en 16 personas (el año anterior, según el mismo registro, el número de españoles en México había disminuído en ¡ciento tres personas!). De 2012 a 2013 aumentó un poco más: según el INE, llegaron 66 españoles más a México. Pero claro, repito: el PERE SOLO cuenta a los españoles que, a su llegada al país extranjero, se inscriben en el consulado. Naturalmente, la mayoría de españoles que residen en algún país de Europa no se inscriben en este padrón. Para qué nos engañamos: a este padrón no se inscribe ni cristo, ni en Europa ni fuera de ella. ¿Por qué no lo hacemos? Porque no nos fiamos del gobierno español. Porque si luego volvemos a España, tendríamos que re-inscribirnos en nuestra ciudad, y mientras no lo hiciéramos perderíamos derechos. Derecho, por ejemplo, a abrir una cuenta de banco si no estás empadronado en España. Derecho, lógicamente, a apuntarse a subvenciones y becas (“para residentes en España”). Se nos podría cuestionar incluso el derecho a la Sanidad (nota, originalmente, este artículo fue escrito en abril de 2013 – los peores temores se han visto confirmados), puesto que no seríamos “residentes” en España. Así que no nos arriesgamos. El único motivo real para inscribirse en el PERE era el voto, y resulta que ahora, gracias a las modificaciones de la LOREG, ya ni votar en paz desde el extranjero nos dejan. ¿Pues cómo para qué nos íbamos a inscribir?

Para no hacer el cuento largo, quisiera sacarle brillo a unas bonitas cifras que he recolectado. Vean unas cifras más cercanas a la verdad sobre el caso práctico de la migración española en México:

Según España(datos del PERE, INE) Según México(datos del INM, SEGOB*)
Migrantes españoles llegados a México en 2010 -103 969 FM2 nuevas + 1910 FM3 nuevas + 131 inmigrados
=+ 3010
Migrantes españoles llegados a México en 2011 16 841 FM2 nuevas + 1882 FM3 nuevas + 136 inmigrados
=+2859
Migrantes españoles llegados a México en 2012 +66 2523 TRT + 1117 TRP =+3640

*no incluye datos de españoles turistas ni de españoles naturalizados mexicanos (SRE), solo de permisos de residencia (FM2+FM3+Inmigrado / TRT-TRP a partir de 2012 tras cambio en la Ley de Migración) nuevos gestionados por el INM cada año.

Estos datos no incluyen, tal como se indica en la tabla, a los españoles trabajando “de ilegales” en México con permiso de turista renovable cada seis meses -o sin él, incluso-, que son, me consta, un montón. Estos son solo datos de México. En cada país, en cada rincón del mundo, un registro similar al del INM en México, felizmente ajeno a la incompetencia estadística del Reino de España, aguarda a valientes investigadores que acudan a rescatar las verdaderas cifras del exilio. Por lo pronto yo puedo afirmar sin miedo a equivocarme mucho que, mínimo, a México han estado llegando en los últimos 3 años un promedio de 3000 españoles (nacidos en España) anualmente, y que a pesar del (muy restrictivo) cambio en la ley migratoria mexicana, en vigor desde noviembre de 2012, la desbandada no muestra indicios de disminuir, sino que parece que tiende a aumentar, aunque eso lo veremos bien cuando el INM saque las cifras completas de 2013, si lo hace. Sin duda países como Francia, Alemania, Reino Unido, Argentina, Colombia, Ecuador y Chile podrían mostrar, si así lo desearan, registros similares que harían enmudecer de vergüenza a los voceros del gobierno. No hay que olvidar que, a pesar de los enormes vínculos históricos entre España y México, éste último es un país en guerra y con una inseguridad muy alta, y, por lo tanto, dudo mucho que sea el destino preferido de los españoles.

LA IRA

Pero, ¿saben qué? Aunque no estemos en España, existimos. Es muy chungo juntarse para pensar acciones, por lo menos, en una ciudad del tamaño del DF, es chunguísimo, pero no estamos muertos aún. A veces, además de existir, incluso aprendemos a investigar, a contar y a ubicar metodologías que desmonten las escandalosas fallas del INE y sus interpretadores oficiales y amateurs. Y algunos estamos enojados. Muy enojados. Enojados de que nos roben el futuro, nos expulsen y además, burla sobre burla, nos nieguen.

P.D. Saludos a tod@s los españoles “inexistentes” que, de un modo u otro, han logrado afincarse en otro país.

@Sinaia_ con @EuropaenLlamas

Nota: a raíz de las acciones convocadas por JSF en abril de 2013, en México hicimos un grupo de facebook para exiliados de los que sí tienen una opinión política sobre lo que está pasando.

Anuncios

Acerca de Chicken or Beef

Cultura libre. Investigación, creación y colaboración en red.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nuestro viejo blog

Recibe en tu correo electrónico las últimas actualizaciones de nuestro blog

Únete a otros 2.709 seguidores